Modelo PsicoFractal
Definición

A lo largo del siglo veinte, de la mano de la teoría de la relatividad, la mecánica cuántica y la teoría del caos, consideradas las tres grandes teorías del siglo, fue cambiando nuestro modo de ver, entender y medir la realidad, ya sea de un modo cuantitativo como cualitativo. Por ejemplo, en la teoría del caos, un sistema dinámico, puede referirse para un economista a la Bolsa de Valores, o al corazón humano para un médico, o bien, a una conducta para un psicólogo.

También surge en este siglo la teoría fractal, que algunos científicos consideran una herramienta necesaria para estudiar los sistemas dinámicos que suceden en la naturaleza.

De la mano de todas estas teorías surgen nuevos conceptos como fractal, atractor, linealidad, no linealidad, autorregulación, disipación y otros, que son los que nos llevan a entender y medir esta realidad caótica de la que somos parte. En este devenir, la psicología, como ciencia. no queda al margen y se ve obligada a incorporar estos nuevos conceptos, y es a esta nueva mirada integradora, que denominamos Psicología Fractal.

Es la psicología fractal la que nos brinda respuestas a ciertas regularidades que se observaban tanto dentro del marco de la clínica terapéutica como en el marco de lo grupal y social. Es esta nueva mirada la que nos aporta, no sólo respuestas a viejas incertidumbres, sino que además amplía el área de investigación de la psicología y la sociología.

Sabemos que la psicología se nutre de diferentes modelos que hacen a la comprensión de la psiquis y es dentro de esta nueva concepción, la psicología fractal, donde surge un nuevo modelo, una nueva mirada, que denominaremos, Modelo Psicofractal.

Este nuevo modelo toma como punto de partida el Psicodrama, modelo creado por Jacobo Levy Moreno, que nos aportó ideas innovadoras que, si bien no se refieren a fractales o al caos, si las analizamos en profundidad, nos presentan el mismo modo de entender la realidad del hombre y su naturaleza, siendo sus técnicas terapéuticas producto de este modo peculiar de entender la realidad. A la vez, este modelo, por su dinámica especifica y desde su posibilidad de co-creación, no sólo nos permite incorporar los avances que nos brindan otras ciencias como las ya nombradas, la mecánica cuántica, la teoría del caos y la geometría fractal, sino que nos permite además incorporar los recursos que nos acerca la medicina con el aporte de la Iridiología y retomar cierto saber mítico que nos brindan la Astrología y el Tarot como métodos predictivos y proyectivos.

Es por esto que considero que el Modelo Psicofractal, que se caracteriza por reflejar en el modelo Moreniano estas nuevas teorías, nos posibilita seguir el ritmo del avance de la ciencia, siendo este un modelo en sí mismo que nos permite investigar, profundizar para poder co-crear junto a otras ciencias, nuevas técnicas terapéuticas que nos permitan dar respuestas creativas a los nuevos paradigmas.

Veamos cuales son los aportes que nos brinda el Modelo Psicofractal:

  • Estudia y desarrolla el modo en que se estructura la Memoria Psíquica a nivel fractal a partir de la relación matemática Solsticio/Equinoccio.

  • Dado el carácter cíclico de la inscripción de las huellas Mnémicas, entiende que tanto el síntoma psíquico como el biológico y social no se manifiesta en el tiempo de un modo aleatorio, sino que por lo contrario, surge en un momento preciso del proceso temporal de estructuración de la memoria.

  • Es el lugar espacio-tamporal dentro del proceso cíclico de estructuración de la memoria en el que se ubica el trauma, el que determina el tipo de síntoma físico que surge como consecuencia de la situación traumática.

  • Dado que es posible determinar tanto el modo en que puede manifestarse el síntoma como el momento específico en que este pueda surgir, nos brinda la alternativa de actuar preventivamente de un modo más eficaz y certero.

  • Incorpora el psicodiagnóstico fractal, lo que nos permite determinar matemáticamente la dinámica fractal de los diferentes procesos psíquicos y sociales para poder operar con mayor certeza en el campo de la prevención y de lo terapéutico.

  • Los procesos familiares, grupales e histórico-sociales, responden al mismo tipo de dinámica. De este modo, podemos explicar lo que Anne Ancelin Schützemberger denomina “Síndrome Aniversario”, es decir aquellos traumas que se trasladan sintomáticamente de generación en generación y que emergen en un momento determinado de la memoria que construye una familia o un grupo social. Por lo tanto, pueden ser detectados y explicados los denominados Mandatos Familiares.

  • Aborda y explica el fenómeno de la predicción, no como un fenómeno esotérico o paranormal, sino como una función psíquica. Esta nueva visión, nos permite recuperar elementos usados antiguamente para la predicción y transformarlos en herramientas de diagnóstico y tratamiento, posibilitando diagnósticos precoces y tratamientos más específicos. Por ejemplo, utilizar las láminas del tarot como imágenes proyectivas.

  • Establece un nuevo campo teórico que permite unificar la vieja sabiduría ancestral con las ciencias humanas y a su vez integrar los aportes que nos acercan las denominadas ciencias duras como la física cuántica, la teoría del caos y la geometría fractal, abriendo un campo rico e integrador para la investigación.

  • Abre una nueva posibilidad de lectura con respecto al análisis de la repetición de lo que entendemos como síntomas sociales, tales como las guerras y los genocidios.

  • En síntesis, nos abre una multitud de caminos hacia los distintos campos de investigación relacionados con lo psíquico y lo social, generando nuevos modos de comprensión de la realidad, e incorporando en consecuencia, nuevas herramientas que nos permiten tanto acceder a diagnósticos más precoces y de carácter más preventivo, como a nuevos y más efectivos modos de encarar los procesos terapéuticos.

Lic. Débora Penna
Investigadora